CERTIFICACIÓN

Cuando hablamos de muebles, el sofá Chester es el icono del diseño británico por excelencia, sin duda alguna uno de los más reconocidos en el mundo. Con un diseño visual muy característico, sus rasgos esenciales se han conservado intactos desde su origen en 1780.

Su diseño sigue siendo una marca de identidad hoy en día: los antiguos sofás Chester que se fabricaron en los siglos XVIII y XIX y que aún se encuentran en las casas más señoriales de todo el Reino Unido coinciden con los fabricados en el siglo XXI y que se exhiben con orgullo en los hogares e instituciones modernas. Es la mejor prueba del genuino compromiso con la calidad que se ha respetado durante más de 200 años.

La Chesterfields Trade Association se encarga de establecer las normas y directrices para la certificación; de tal modo que los fabricantes, minoristas y clientes puedan estar seguros de que su mueble ha seguido los criterios necesarios para que pueda ser etiquetado correctamente como un auténtico Chéster fabricado en el Reino Unido.

AVAL DE CALIDAD

El emblemático Chéster representa algo más que un diseño histórico: ofrece a los consumidores un producto hecho a mano y una garantía de calidad.

REGLAMENTOS

La certificación asegura que todos los productos Chéster cumplen con las regulaciones y que se fabrican con los más altos estándares.

PATRIMONIO DE DISEÑO

Los requisitos de certificación adecuados aseguran que el patrimonio y las características de un Chéster puedan ser preservados en el tiempo.

NUESTRA COLECCIÓN HECHA A MANO